Verónica (México, 2017)

También en de_DE it_IT

El cine mexicano ha estado marcado por épocas, desde la famosa Época de Oro, hasta el “Nuevo cine mexicano”, pasando por el cine ranchero, el de ficheras y en fin, muchos otros géneros. En últimos años, el cine mexicano se ha enfocado más en el género de comedia, algunos casos haciendo remakes de cine bollywoodense o bien de filmes de la época de oro como “El gran calavera”. Se tratan de películas que intentan recuperar el dinero invertido, con historias simplonas, el chiste fácil para sacarle la carcajada al público que acude a las salas en búsqueda de un rato de diversión.

Sin embargo, esta ese otro cine mexicano de producción independiente con propuestas interesantes. Tal es el caso de Verónica, un thriller psicológico filmado en Blanco&Negro, protagonizado por Arcelia Ramírez (quien ha sido dirigida por Arturo Ripstein, Maryse Sistach y Alfonso Arau entre otros) y Olga Segura.

La historia gira en torno a una psicóloga retirada que vive en su cabaña del bosque, un día recibe una llamada solicitándole ayuda para atender a una joven llamada Verónica de la Serna. Al aceptar, ésta irá enredándose en situaciones cada vez más complejas, las dos mujeres se enfrentarán a sus propios miedos y tabúes.

En el cine mexicano existen pocas películas de este género, por lo mismo hay que destacar a las pocas que se esfuerzan en ofrecer un producto de calidad. Verónica lo logra de principio a fin, muy a pesar que la historia recae principalmente solo en dos personajes, cosa que requiere un gran trabajo actoral y un guión bien estructurado.

Muy recomendable, disponible en Netflix de 31 países.

Verónica (Carlos Algara, Alejandro Martínez -Beltrán, México, 2017)


Cada dos semanas la Videógrafa mexicana Jazmín Camacho, en su rubrica Fotogramas, nos hace participes de su gran pasión – el cine – y describe, desde la perspectiva de su materia, sus impresiones recientes de la escena internacional.

Facebook Comments
(Visited 32 times, 1 visits today)